Estudiar en Portugal: la experiencia de Yamila

Mi nombre es Yamila, tengo 37 años, nací y viví toda mi vida en Buenos Aires, Argentina. A comienzos del 2020 comencé con la idea de emigrar, buscar mi lugar, no sentía propio estar en Argentina, cada vez que viajaba no quería volver. Para Marzo de ese mismo año justo cuando estaba pensando comprar un vuelo para visitar a mi amiga María en Barcelona, se decreta la pandemia y tuve que dejar mis planes en pausa. La situación del Covid no cambiaba y alguien me dijo: Y porque no vas a estudiar a Portugal con una visa de estudio y luego te cruzas a España (ya que españa tenía sus fronteras cerradas y yo no tengo pasaporte europeo) y pensé: Porque no?

Yamila en Lisboa.

El proceso de aplicar a una Visa de Estudios

Me puse en contacto con la embajada de Portugal y les envié un mail comentando que quería estudiar portugués en Portugal y cuáles eran los requisitos para una visa de estudio. Junté toda la documentación que me pedían y luego pedí un turno para presentar mis papeles, cada uno de esos papeles con su traducción y sellado por el colegio de traductores. Los requisitos eran los siguientes:

  • Tener paga la matrícula o el 50% del estudio en la Universidad (licenciatura o maestría) o Instituto, por ejemplo para hacer un curso de idiomas, como en mi caso.
  • Comprobante de admisión al curso: es importante asegurarse que el curso esté considerado por el Ministerio de Educación para visas de plazo corto. En mi caso, me inscribí a un curso de portugués del Instituto de Cultura e Língua Portuguesa (ICLP). A diferencia de las visas de estudios universitarios, esta visa para cursos cortos no permite trabajar en relación de dependencia.
  • Comprobante de medios de subsistencia. 
  • Comprobante de alojamiento

Un mes después me informaron que mi visa había sido aprobada!

Cuando llegué pasó lo que menos esperaba, me enamoré de este país y al final solo fui a España a visitar a mi amiga. Decidí quedarme a vivir en Lisboa por el clima, la cercanía de las playas y lo educada que es la gente.

Estudiar en Portugal y trabajar con visa de estudiante

Mi visa de estudios no me permitía trabajar, por lo tanto si quería trabajar tenía que hacer la manifestación de interés. Por este motivo no fue fácil encontrar trabajo, aún teniendo títulos universitarios. Es importante tener al menos un nivel intermedio inglés y si es posible también portugués. Mi primer trabajo lo conseguí a los 5 meses de estar en Lisboa, como mesera en un restaurante. Una vez que hice la manifestación de interés por art 89 (trabajador autónomo) me llamaron de una consultora. Con ese contrato hice una nueva manifestacion de interes, esta vez por art 88 (trabajador en relación de dependencia) y así pude conseguir un trabajo con mejores condiciones; es decir que casi 8 meses despues conseguí un trabajo que me permitiera vivir cómoda. Desde mi experiencia, considero importante venir con ahorros para poder estar un buen tiempo sin trabajar.

Encontrar vivienda

En Lisboa hay cuartos individuales desde 300 euros al mes, pero hay que dedicarle tiempo a la búsqueda. Algunas habitaciones no tienen ventana y suelen ser más baratas. Desde que llegué me mudé 3 veces, lo cual es super estresante pero a veces necesario hasta que uno se va sintiendo más cómodo en el lugar en el que está. En la primera casa vivía con 18 personas, en el segundo con 5 y ahora con 2.

Trámites

El primer trámite que hice al llegar fue el NIF (Número de identificación fiscal). Luego abrí actividad para poder trabajar como autónomo, mejor conocido como recibos verdes. Con esos documentos pude obtener el NISS (número de identificación de seguridad social) y finalmente hice la manifestación de interés, que todavía está en proceso. Si todo sale bien, en un año me dan la autorización de residencia por 2 años. 

Si bien emigrar no es fácil, no me arrepiento. Ya no soy la misma  que antes de llegar acá y eso es mágico, sigo en contacto con mis amigos de Argentina pero también conocí personas increíbles.

Un consejo

Todo el que tenga la posibilidad de tirarse a la pileta HAGANLO! Pero sepan que no hay nada garantizado y que cada historia es particular. Conocí personas que regresaron a su país porque no aguantaron el proceso de comenzar desde cero, conocí otras que son muy felices trabajando y disfrutando de la seguridad del país y la calidad de vida.

¡Gracias Portugal por ser mi nuevo hogar!

Gracias Yami por compartirnos tu experiencia. @by.lacosmopolita

1 comentario en “Estudiar en Portugal: la experiencia de Yamila”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *