Working Holiday

¿Qué significa Working Holiday?

Seguramente escuchaste hablar de gente que se va de viaje con una Working Holiday visa y no tenes bien claro de qué se trata, pero como está relacionado a viajar, sentiste curiosidad. En mi modo de ver, viajar con una visa Working Holiday es una de las mejores opciones si querés recorrer el mundo sin gastarte todos tus ahorros, teniendo la experiencia de trabajar como un ciudadano más y además, con la posibilidad de volver a casa con algo de dinero ahorrado, ¡o simplemente seguir viajando!

Working Holiday significa “trabajando en vacaciones”, y básicamente es una visa que te permite trabajar legalmente en un determinado país mientras estás viajando. Este tipo de visa surge por acuerdos entre determinados países, y los requisitos para obtenerla va a depender de tu nacionalidad y/o pasaporte con el que cuentes. Por ejemplo, los argentinos tenemos la posibilidad de obtener una visa Working Holiday para trabajar en Alemania, Australia, Dinamarca, Francia, Holanda, Japón, Noruega, Nueva Zelanda, Portugal, Suecia, Irlanda, y próximamente España.

Cada país tiene sus requisitos para obtener la visa, pero la mayoría comparten los siguientes:

Tener entre 18 y 30 (o 35) años al momento de aplicar

Demostrar que tienes fondos suficientes (la cantidad dependerá del país al que apliques)

Contar con seguro médico

No estar acompañado de personas a tu cargo

Algunos países también exigen otros requisitos como:

No contar con antecedentes penales

Tener estudios universitarios (sin necesidad de haberlos finalizado)

Demostrar conocimientos de algún idioma específico (inglés para Australia)

¿Qué puedo hacer con una visa Working Holiday?

Una visa de este tipo te permitirá residir, trabajar y viajar durante un año en dicho país. Podrás entrar y salir del país las veces que quieras durante el período que dura tu visa, que normalmente suele ser un año. Además, muchas de estas visas también te permiten estudiar, incluso en algunos países como Dinamarca, podrás acceder a clases gratuitas de danés.

¿Qué tipo de trabajo puedo conseguir?

Una visa Working Holiday no significa que viajes con un trabajo asegurado, simplemente te dan el permiso para buscar trabajo, por lo cual, dependerá de vos el tipo de trabajo que encuentres. Los trabajos más fáciles de obtener son los no calificados y los relacionados a hospitality, como por ejemplo, camarera, ayudante de cocina, lavaplatos, limpieza en hoteles y oficinas, babysitter, etc. En algunos países también será fácil comenzar trabajando haciendo delivery en bici o moto (tendrás que comprarte una). También hay muchos viajeros que consiguen trabajos relacionado a lo que estudiaron, y si hablás el idioma de dicho país, te será mucho más fácil.

¿Es necesario hablar el idioma oficial del país al que viajo?

A pesar de que no es un requisito, (excepto en algunos países como Australia), hablar otros idiomas, principalmente inglés, facilitará mucho no sólo tu búsqueda de trabajo, también la manera en que te desenvuelvas. Tendrás más trabajos a los que aplicar, será más fácil relacionarte con la gente, moverte en la ciudad, etc. Si hablas inglés, en la mayoría de los casos será suficiente, pero si tomas clases de otro idioma, será todo mucho más fácil. Pero todo depende también de tu actitud. Te recomiendo que en tu viaje trates de hacer amigos que no hablen tu idioma nativo o al menos que tengan ganas de aprender el idioma oficial de ese país, así te será más fácil aprenderlo.

¿Cómo hago para obtener una de estas visas?

Afortunadamente, este tipo de visas es un trámite personal que se realiza en la embajada del país al que quieras viajar, y no es necesario que le pagues a ninguna agencia para que te haga el trámite. Recordá que los cupos para obtener una visa Working Holiday tienen una cantidad limitada por año. Los cupos de algunos países puede que nunca se acaben porque no aplica demasiada gente, pero para otros países, como Nueva Zelanda, las visas se terminan en cuestión de horas! Así que, apenas decidas un destino, procurá tener todo listo para la fecha de apertura de los cupos, así te asegurás tu lugar.

A continuación, te dejo los enlaces de la información que publicaron las diferentes embajadas a los que podés aplicar de acuerdo a tu nacionalidad. Allí podrás leer los requisitos y la documentación a presentar para aplicar a una visa Working Holiday.

Para argentinos:

ALEMANIA (aplica para uruguayos)

AUSTRALIA (aplica para uruguayos y españoles)

DINAMARCA

ESPAÑA (aún no está disponible para aplicar)

 FRANCIA (aplica para uruguayos)

HOLANDA

IRLANDA

JAPÓN (aplica para españoles)

NORUEGA

NUEVA ZELANDA (aplica para uruguayos)

PORTUGAL

SUECIA

Para chilenos:

ALEMANIA

AUSTRALIA

AUSTRIA

CANADÁ (aplica para mexicanos y españoles)

 COREA DEL SUR

DINAMARCA

FRANCIA

HUNGRÍA

JAPÓN

NUEVA ZELANDA (aplica para mexicanos, peruanos y españoles)

PORTUGAL

POLONIA

REPÚBLICA CHECA

SUECIA

Si no sos de ninguna de estas nacionalidades, podrás consultar los acuerdos disponibles en la embajada del país al que quieras aplicar.

Tengo doble nacionalidad, ¿puedo aplicar con otro pasaporte?

Si, tener pasaporte italiano, francés, o alemán trae grandes beneficios si querés obtener las visas de Australia o Nueva Zelanda, ya que estos países tienen cupos ilimitados para aplicar, es decir que las visas nunca se acaban. Y no sólo eso, para los que cuentan con pasaporte italiano y quieran aplicar a una visa Working Holiday de Australia, sólo deberán hacer el trámite online, sin necesidad de demostrar estudios, fondos o nivel de inglés, y te otorgan la visa en cuestión de horas o días. Además, podrás acceder a otras visas como la de Canadá, que los argentinos no tenemos como opción.

Entonces, si sos uno de estos privilegiados, ya no tenés excusas para no viajar. ¿Qué estas esperando?

¿Querés conocer otras formas de viajar? Hace click aquí

¡Suscríbete y recibe semanalmente ofertas de viajes, destinos recomendados, historias de viajeros y mucho más!