Viaje express a Cuba

Cuba-trinidad-viajar
Trinidad, la joya colonial de Cuba

Después de estar viviendo en Playa del Carmen por 3 meses, y antes de volar a Italia, decidimos hacer un ultimo viaje aprovechando los vuelos baratos que habían desde Cancún a Cuba. Encontramos vuelos redondos desde 250 usd para Enero en Skyscanner y decidimos comprarlos sin dudarlo mucho. Llegó el día de partir, y en el momento de abordar, para nuestra sorpresa, era necesario tener una Visa para entrar a Cuba.

La VISA o tarjeta turista, se puede obtener en el consulado de Cuba, presentando pasaporte y pasaje, en oficinas turísticas, y en algunos casos, depende del país, se pueden comprar en el aeropuerto, como sucede en México. Se dirigen a la casilla de la aerolínea por la que viajan (en nuestro caso Aeroméxico) presentan el pasaporte, abonan 20 usd o el equivalente en moneda local, y les entregan la visa que deben llenar con sus datos y presentarla en migraciones al ingresar a Cuba. Un trámite sencillo, pero importante a tener en cuenta para no entrar en apuros al momento de abordar.

Gracias al destino, que quería que viajemos, y a una amable mujer de seguridad, me permitieron ir corriendo (literal) a la oficina de Aeroméxico a conseguir nuestros visados. Visa en mano y abordamos. Por si nuestra suerte fuera poca, al subir al avión recibí un whatsapp de una chica cubana a la que había consultado por alojamiento. Me confirmaba que tenía lugar para nosotros y que un taxi iba a recogernos en el aeropuerto. Ya podíamos volar y teníamos donde dormir al llegar a un país donde no conocíamos a nadie, ¿que más podíamos pedir?

Alojarse en casa de una familia cubana

Si vas a Cuba con poco presupuesto, lo ideal es alojarse en la casa de una familia cubana. Las familias que tienen casas grandes suelen poner en alquiler una o más habitaciones. Generalmente la gente que tiene este tipo de casas vienen de familias que en el pasado tenían una buena situación económica, pero no siempre es así. Se pueden encontrar casas de familias muy humildes con habitaciones con baño privado, bastante cuidadas, y a veces más económicas.

Si caminan por la Habana vieja verán que en la puerta de muchas casas hay un pequeño cartel que dice “Arrendador Divisa”, y quiere decir que en esa casa tienen alojamiento autorizado. Muchos viajeros optan por llegar sin alojamiento, caminar y buscar una casa en el camino. En mi opinión, lo ideal es llegar a una casa recomendada, ya que se puede volver un poco tedioso buscar una casa adecuada en el camino, y lo último que queremos es perder tiempo en nuestras vacaciones. En nuestro caso, los primeros días en Habana llegamos a casa de una familia recomendada. Pero el último día de nuestro viaje, cuando tuvimos que volver a la ciudad para tomar el vuelo, quisimos buscar algo mas céntrico y estuvimos más de una hora caminando con equipaje intentando encontrar donde dormir.

Cuba-Trinidad-viajar
Habitación doble con baño privado en Habana

 

Cuba-Trinidad-viajar
Desayuno en casa de familia cubana (¡faltan los huevos que llegaron después de la foto!)

¿Cómo funciona? Básicamente es como un Bed and Breakfast. Al llegar, una persona te recibe muy amablemente, te muestra la habitación, el baño, y te da una llave. Te hace llenar un libro con unos pocos datos tuyos, incluido el pasaporte y tu firma. El costo de la noche suele estar entre 30 cuc (1 cuc= 1 euro) hasta 45 cuc, dependiendo de la ubicación. También te preguntan si vas a querer el desayuno, y a que hora. El desayuno suele costar 4 o 5 cuc, y es bastante completo. En las tres casas donde nos alojamos nos sirvieron variedad de frutas, jugo natural de frutas, café, leche, pan, mantequilla, mermelada, miel y unos riquísimos huevos revueltos o tipo ommelette. Los cubanos se levantan temprano, así que no tengan miedo de decirles que tienen que desayunar a las 7 AM para salir a una excursión, con mucho gusto estarán sirviéndoles muy puntuales. Muchas veces también les ofrecerán tours a pie, clases de salsa, almuerzo, cena, etc. Si tienen la posibilidad de hacer un tour a pie por la habana vieja con un cubano, háganlo. Les mostrará lugares de la ciudad que no sería posible encontrar sin la ayuda de algún cubano, y les contará la historia desde otro punto de vista, diferente a lo que normalmente te cuenta un guía turístico de alguna empresa. Háganle preguntas, no tengan miedo, expriman al máximo esa experiencia. Los cubanos son muy amables y habladores.

Qué ver y hacer en La Habana

La ciudad de la Habana está prácticamente dividida en tres sectores. Por un lado tenemos la Habana vieja, donde se encuentran los principales puntos turísticos como el Museo de la Revolución, antiguo palacio presidencial cubano. La entrada al museo cuesta 8 cuc sin guía turistico, o 10 cuc si quieren recorrer el museo con un guía, en español o inglés, que les explicará cada parte de la antigua residencia, y dará detalles, no demasiado profundos, sobre la Revolución. Desde el Museo se puede ir a pié hasta la Catedral, que se encuentra rodeada por la plaza que lleva su nombre y por las mansiones de la nobleza habanera colonial. A pocos pasos se encuentra el famoso bar restaurante La Bodeguita del Medio, donde muchos turistas no pierden la oportunidad de tomar un mojito bien cubano. A unas cuadras se encuentra la calle Obispo, una peatonal angosta donde hay tiendas, bares, restaurantes y a veces gente bailando al ritmo de la salsa cubana. Al final de esta calle se encuentra el bar Floridita, conocido como “la cuna del daiquirí” y el bar que frecuentaba el famoso escritor norteamericano Ernest Hemingway.  Como verán, la Habana vieja se puede recorrer tranquilamente a pié, visitando además otros puntos turísticos como el Capitolio, el Hotel Nacional y el Malecón.

Cuba-Trinidad-viajar
Catedral de la Habana

 

Cuba-Trinidad-viajar
Taxi en autos de colección

Al lado de la Habana vieja, se encuentra la Habana centro, donde la mayoría de las casas son de familias humildes, no hay restaurantes, bares, ni mucho para hacer. A pesar de que en general la Habana es muy segura, recomiendo evitar esta zona. Nosotros tuvimos la oportunidad de caminar por este sector con un cubano que nos llevó a conocer la pequeña casa donde vivía su humilde familia. No sentimos correr peligro en ningún momento, pero tampoco fue muy agradable pasear por esa zona, además de que se pueden ver edificios que se han caído a pedazos por mal estado, y es por eso que verán a la gente caminar por la calle y no por la vereda, por miedo a que se desplomen los viejos edificios.

Luego se encuentra el barrio de Vedado, donde nos alojamos nosotros. Es un barrio que en algún momento perteneció al sector mas adinerado, es por eso que las casas, a pesar de ser viejas, son bastante grandes y muy bien mantenidas. Aquí se puede visitar la Plaza de la Revolución, donde se encuentra la estatua de José Martí, y las famosas imágenes del Ché Guevara y Camilo Cienfuegos.

Trinidad, la joya colonial de Cuba

Luego de dos cortos pero intensos días en la Habana, decidimos ir al centro y sur de la isla para alejarnos de las lluvias pronosticadas para el norte, y para conocer alguna playa. Nos recomendaron Trinidad, y creo que hicimos una excelente elección. Tomamos un taxi colectivo desde la Habana hasta Trinidad, que nos cobró 35 cuc a cada uno, y compartimos el viaje con otras dos chicas que iban a otra ciudad que quedaba en el camino. El recorrido duró casi 6 horas y fue bastante cansador. Los taxis particulares de Cuba son viejos autos de los años ’50 que por fuera se ven hermosos y hasta te dan ganas de hacerle mil fotos, pero por dentro son una caja de sorpresa. La mayoría están muy descuidados porque no se consiguen repuestos y como son bastante viejos no es obligatorio que tengan cinturón de seguridad (roguemos para que nos toque un buen conductor!). Luego de este corto y a la vez eterno viaje, Trinidad nos recibió con mucho sol. Todos los taxis particulares que hacen estos viajes de una ciudad a otra, te dejan en la puerta de la casa a donde vas. Incluso si no conocen la ciudad, se toman la molestia de detenerse a preguntar a la gente dónde queda el lugar a donde vas (porque de GPS ni hablar). El taxi nos dejó en la casa de una señora que nos había recomendado la familia cubana donde nos alojamos en la Habana. Generalmente, estas familias tienen contactos de otros alojamientos en varias ciudades y esto puede ser muy útil para aquel que viaja sin previa reserva de hospedaje.

Cuba-Trinidad-viajar
Callecitas empedradas y muchos colores

 

Cuba-Trinidad-viajar
Hancón, la playa cercana más bonita en Trinidad

Trinidad es una pequeña ciudad con calles empedradas, donde la fachada colonial de las casas está restaurada, convirtiéndola en una de las ciudades coloniales mejor conservadas no sólo de Cuba, sino también de América. A diferencia de la Habana, en Trinidad no hay mucho para hacer, pero vale la pena perderse caminando por sus coloridas calles, visitar la Plaza Mayor, subir a la azotea del Museo Histórico Municipal y observar la ciudad desde lo alto. La playa más bonita y cercana es Hancón, y se puede llegar en taxi (8 cuc hasta 4 pasajeros) o en “guagua”, que serían los pequeños buses tipo van (5 cuc boleto redondo).  Dependiendo del clima, hay algunos tours a Cayo Blanco o Cayo Iguana, dos pequeñas islas donde se puede pasar el día disfrutando de la playa. Es necesario reservar un día antes, ya que el ferry sale temprano. La mayoría de estos tours ofrecen transporte y comida, por el precio de 30 / 40 cuc y se reservan en las oficinas turísticas que hay en la ciudad.

Datos útiles

Transporte: en las ciudades hay diversos tipos de transporte. Para moverse en la ciudad, hay taxis oficiales, que son amarillos, suelen estar parados afuera de los hoteles, y son los más modernos, pero los más costosos. También hay taxis particulares, que pueden tomarse individualmente o como taxi colectivo, es decir, se comparte con otra gente. Al parar uno de estos taxis colectivos en la calle, hay que decirle hasta donde vas, y el te dice si o no, dependiendo del recorrido que está haciendo. Cuando se comparte con otra gente, se pagan aprox 2 cuc por persona (entran hasta 4 pasajeros), pero si querés que te lleve a vos solo, tendrás que pagar la tarifa total, que serían 8 cuc. ¿Cómo los identifico? Los taxis particulares, no siempre tienen el cartel de Taxi, pero simplemente te das cuenta porque son autos de los años 50, y casi siempre llevan algún pasajero. Además, hay bicitaxis, cocotaxis (motos con forma de coco) y bus público. Para las largas distancias hay dos opciones: si viajas solo o en pareja, lo más conveniente es tomar un autobús. La empresa oficial es Viazul. Los boletos se pueden comprar en la terminal de ómnibus y el costo desde Habana hasta Trinidad es de 25 cuc. Hay que comprar el boleto con uno o más dias de anticipación porque hay pocos horarios y mucha demanda. Hay otras empresas privadas, que transportan a grupos de turistas que compraron paquetes, que tienen casi el mismo costo, como Transtur, en el que viajamos nosotros, y cuyos boletos se compran en las oficinas turísticas como Cubanacan. Generlamente salen temprano por la mañana desde alguna plaza u hotel, tienen aire acondicionado, y suelen hacer una parada en el camino para ir al baño o comer algo.

Moneda: en Cuba hay dos tipos de moneda. Por un lado está el Peso Cubano, que es la moneda en la que cobran su sueldo los cubanos, y que en teoría deberían utilizar sólo ellos, para comprar alimentos básicos, pagar el transporte, comer en algunos restaurantes no turísticos, entre otras cosas. Por otro lado existe el Peso Convertible o mas bien conocido como CUC, que es el que utilizamos nosotros como turistas. La equivalencia sería 1 euro/dolar = 1 cuc = 25 pesos cubanos. Cabe aclarar, que si llevas dólares a Cuba, al cambiarlos por cuc, te cobrarán una comisión del 10 % sobre la cantidad de dólares que cambies, esto debido al bloqueo de Estados Unidos que aún en 2018, sigue estando. Por ende, siempre conviene llevar euros para evitar esa comisión.   ¿Cuál de las dos monedas tengo que utilizar? En línea teórica, los turistas sólo deben manejarse con cuc, y los cubanos con Pesos. Pero esto no siempre es asi, ya que muchos cubanos como los taxistas, cobran en cuc, y luego utilizan esa moneda. En muchos bares, restaurantes o puestos de comida, se aceptan tanto cuc como pesos, en su equivalente, pero cabe aclarar, que lógicamente los servicios turísticos, como el hospedaje, tours, transporte, se pagan solo en cuc. Yo recomiendo utilizar siempre el cuc, para no hacerse mucho lío, pero si la idea de tu viaje es estilo mochilero/bajo presupuesto y pensás visitar ciudades y pueblos no tan turísticos, podés cambiar a pesos cubanos y hacer como hicieron Tati y Jaimis de Caminando por el globo, que viajaron por Cuba de la forma más económica posible.

Internet: Tanto en Habana como en Trinidad, no tuvimos tanto problema para encontrar conexión wi-fi. Sin embargo, era MUY costoso. Nada de ir a tomar un café, pedir la clave del wi-fi, y quedarse ahi tres horas conectado. Lo que hay que hacer es comprar una tarjeta de 30 min o 1 hora de internet que cuesta 1,50 cuc en alguna casa de ETECSA, conectarse a una red wi-fi, e ingresar con el usuario y la clave de la tarjeta. También se pueden comprar en algunos hoteles y restaurantes, pero suelen costar casi el doble. Si son de utilizar mucho internet, les recomiendo comprar un par de tarjetas, y llevarlas con ustedes. En muchas plazas hay wi-fi de ETECSA, y también pueden utilizarlas para conectarse a las redes de los hoteles.

Contacto de alojamientos

Como ya mencioné antes, recomiendo ir con alguna habitación reservada por recomendación, simplemente para no perder tiempo. Además, muchos de estos alojamientos tienen también contacto con taxistas que pueden recogerlos en el aeropuerto.

Casa Compostela (Habana), de Maite Gómez: Calle Compostela N°211, entre calles O’Reilly y San Juan de Dios. Tel: (+53) 7860 6520 / (+53) 5828 0778) Aquí pagamos 40 cuc la noche, habitación con baño privado, a/a, y desayuno completo por 5 cuc. Ubicación excelente, en plena Habana vieja.

Residencia Chela (Habana), de Grétel López: Calle 14, N°60, entre calle Línea y 11, Barrio Vedado. Tel: (+53) 7831 9982 / (+53) 58423340 / (+53) 5 2428644 para WhatsApp / residenciachela@gmail.com / residenciachela@nauta.cu. Queda cerca de la Plaza de la Revolución pero un poco lejos de la Habana Vieja. Ofrecen también tours a pié y clases de salsa. Pueden reservarte alojamiento en otras ciudades porque tienen contactos de casas en toda Cuba. El desayuno cuesta 5 cuc.

Hostal “Vilma y Lilian” (Trinidad): Simón Bolivar N°353, esq. Antonio Maceo. Cel: (+53) 5359 2377 / (+53) 5290 3142 / Tel: (+53) 4199 8439 / lilian.ramirez@nauta.cu Pagamos 30 cuc la noche, en habitación con baño privado, a/a, frigobar, y desayuno por 4 cuc. Ubicación excelente.

 Hostal Casa La Gloria (Trinidad), de Lily Pascual: Gustavo Izquierdo N°63, entre Francisco Javier Zerquera y Simón Bolivar. Tel: (+53) 01 41993276 / Cel: (+53) 01 54126932 / (+53) 01 53081349 / hostalcasalagloria@gmail.com  No nos alojamos en este lugar. Fuimos por recomendación de la Residencia Chela de Habana, pero como no tenían lugar, Lily nos acompañó hasta la casa de Vilma y Lilian. Los precios eran iguales.

Residencia Yeila y Valdi (Varadero): 4ta Avenida, N°5304 entre 53 y 54. Tel: (+53) 4561 4164 / Cel: (+53) 5376 2084 / valdi@nauta.cu / yeilaidia@nauta.cu. No fuimos a Varadero por que había pronóstico de lluvia, pero en la Residencia Chela nos dejaron este contacto por las dudas.

Hostal El Sureño (Cienfuegos): Avenida 36, N°4509 entre 45 y 47. Tel: (+53) 43519913 / Cel: (+53) 01 52895243 / hostaldelsurcfg@gmail.com. Tampoco fuimos a Cienfuegos, el contacto nos lo facilitaron en Residencia Chela.

AVISO: Esta guía fue hecha en base a mi experiencia en Enero del 2018.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre “Viaje express a Cuba”

¡Suscríbete y recibe semanalmente ofertas de viajes, destinos recomendados, historias de viajeros y mucho más!