Housesitting

viajar

¿Te gustaría poder vivir en los lugares que quisieras visitar como si fueras una persona local y no simplemente un turista? ¿Y si además te digo que no tendrías que pagar alojamiento, y vivirías sola en una casa con todas las comodidades, a cambio de cuidar la casa y las mascotas? Te tengo una buena noticia, ¡este sueño es posible! Gracias a Housesitting, una forma de recorrer el mundo sin pagar alojamiento.

En pocas palabras, un housesitter es un cuidador de casas. Cuando el dueño de una casa debe ausentarse por un período de tiempo determinado, confía en una o más personas para que cuiden su casa. Como housesitter, deberás cuidar a las mascotas que quedan en la casa, y realizar algunas tareas de mantenimiento, como limpiar, cortar el césped, revisar el correo, etc. A cambio, podrás vivir gratis en la casa por el período que el dueño no esté y gozar de todas las comodidades. Y además, tendrás la compañía diaria de una o más mascotas que estarán feliz de tenerte. ¿No suena genial?

¿Qué beneficios tengo haciendo housesitting?

Tendrás nada más y nada menos que alojamiento gratis. De esta forma evitarás uno de los principales gastos que tiene un viajero (transporte, alojamiento y comida)

Podrás utilizar las instalaciones de la casa, como la cocina, el baño (¡ducha caliente todos los días!), la sala de estar, el jardín, e incluso la piscina (si hay).

Podrás organizar tu tiempo a tu manera, siempre respetando ciertos horarios de algunas tareas específicas, como alimentar a las mascotas.

Tendrás tiempo para recorrer la ciudad o el pueblo a tu ritmo.

Si aplicas con tu pareja, ambos podrán vivir juntos en la casa. Incluso aveces los dueños buscan sólo parejas.

Algunas veces la casa contará con una huerta propia, y si el dueño te lo permite, ¡podrás también comer lo que cosechas!

Tendrás un espacio fijo donde podrás trabajar en algún proyecto online, escribir, leer, dibujar, pintar, etc.

Puede ser también que el dueño te deje un vehículo que podrás usar para moverte, ¿qué más se puede pedir?

Y otros beneficios más que pueden agregarse en base al acuerdo que hagas con el dueño de la casa.

¿Qué obligaciones tendré?

Como housesitter, tu principal obligación será cuidar la casa de manera que parezca que está habitada por su dueño, y así ahuyentar a los dueños de lo ajeno. Las tareas que debas hacer en la casa dependerá del acuerdo que hagas con el dueño, de la época en que te encuentres (invierno, verano), y del tiempo que te quedes. Básicamente puede que te pidan que cortes el césped, riegues las plantas, mantengas limpio el jardín y el interior de la casa, limpies la piscina, enciendas las luces de noche, revises el correo, etc. Son tareas simplemente para mantener la casa en buen estado. Si el dueño de la casa tiene mascotas, es muy probable que las deje a tu cuidado y tendrás que alimentarles, sacarles a pasear, mantenerlos limpios, y lo que sea necesario para que estén sanos y felices.

¿Cuánto me van a pagar por ser housesitter?

Nada, zero, ¡no money! Housesitter no es un trabajo donde recibes un salario, es un intercambio a base de mucha confianza. Una persona te deja su casa para que la cuides por algún tiempo, y a cambio vos ahorrarás una gran suma de dinero que gastarías en alojamiento. Y no sólo eso, sino que gozás de todas las comodidades de una casa. Además, teniendo un espacio donde cocinar, podrás ahorrar también lo que gastarías comiendo afuera.

¿Por cuánto tiempo tendré que cuidar la casa?

Por el tiempo que el dueño no esté o por el tiempo que hayas pactado. Generalmente el tiempo es establecido en un acuerdo antes de que llegues a la casa. Pueden ser sólo días, semanas, meses o todo un año. Todo dependerá del tiempo que el dueño tenga que ausentarse.

¿Qué pasa si me quiero ir antes de lo pactado?

Si una persona te dejó su casa para que la cuides, es porque confía en vos a pesar de que seas un extraño, y estará tranquilo mientras esté lejos, sabiendo que hay una persona responsable cuidando su casa. No eches a perder esta confianza, que además te servirá como referencia para ser housesitter en otra ocasión. Imaginate si fuera al revés: el dueño de la casa que estás cuidando decide volver antes y te dice que te tenés que ir, ¿cómo te sentirías? Siempre intentá organizar tus fechas de viaje con anticipación para no tener que defraudar a alguien que depositó su confianza en vos.

¿Qué tipo de casas son las que hay para cuidar?

Hay de todo tipo, desde cabañas en medio de la montaña, hasta enormes casas de lujo en la ciudad. Mirá estos avisos que encontré en algunos portales de housesitting:

 

housesitting
Una hermosa casa en Port Macquire, Australia, que necesita un housesitter por dos semanas. Visto en AussieHouseSitter

 

Otra hermosa casa de campo en Inglaterra, ideal para pasar dos semanas rodeado de naturaleza. Visto en HouseSittersUK

 

También hay opciones para aquellos que quieran vivir en casas de lujo. Eso sí, hay muchísimos viajeros que aplican, así que deberás tener paciencia y suerte. Visto en LuxuryHouseSitting

 

Como verás, las opciones para viajar sin gastar dinero son muchas. A continuación te dejo una lista de los mejores sitios donde aplicar para Housesitting. Algunos de ellos específicos de un país, en otros podés encontrar casas en todo el mundo. En la mayoría deberás pagar para registrarte y contactar a los dueños. Pero tranquila, que también te dejo dos opciones gratuitas.

Aussie House Sitters: también es exclusivo para Australia. Debes pagar $69 AUD para una membresía de un año.

 Housesitters América: del mismo grupo que el anterior, pero enfocado en casas de Estados Unidos. La membresía cuesta 30 usd por año.

 Housesitters UK: idéntica a las dos anteriores, pero para encontrar casas en el Reino Unido por £20 anuales.

Kiwi Housesitters: seguimos con la misma familia, en este caso encontrarás casas en Nueva Zelanda, y podrás contactar a los dueños por $65 anuales.

Happy Housesitters: es una web exclusivamente para encontrar casas en Australia. Las opciones de membresía son gratis con mensajes limitados, o a partir de $15 AUD por mes, con mensajes ilimitados.

House Guard: en este caso se trata de una agencia profesional y especializada, que se encarga de encontrar al housesitter ideal mediante entrevistas personales. Sólo funciona para Canadá.

Trusted Housesitters: aquí podrás encontrar casas en todo el mundo, aunque la mayoría están en Europa.

Mind my house: otra gran plataforma donde encontrar casas para cuidar en todo el mundo, y por sólo 20 usd por año.

Nomador: ¡al fin una gratuita! aquí podrás encontrar casas en todo el mundo y contactar a sus dueños sin necesidad de pagar ninguna membresía.

House Carers: otro sitio gratuito. Esta plataforma te permite buscar casas moviéndote en un mapa, de esta manera podrás ver dónde hay más opciones. La mayoría son en Estados Unidos.

Luxury House Sitting: la joya para el final. ¿Tenés ganas de vivir por un tiempo en una casa de lujo? Acá encontrarás muchas opciones en todo el mundo. La membresía cuesta 25 usd por año, nada comparado con lo que costaría pagar una noche en una de estas casas. Eso sí, las mejores casas pueden llegar a recibir más de 30 solicitudes, así que armate un buen perfil para aplicar y tené paciencia.

Ya te he dejado suficiente información como para que te des cuenta que tener un techo, una ducha caliente y una cómoda cama sin pagar nada, es posible. Y no, no hablo de la casa de tus padres.

¿Qué estas esperando para encontrar el próximo lugar donde te irás de viaje?

¿Querés conocer otras formas de viajar? Hace click aquí

¡Suscríbete y recibe semanalmente ofertas de viajes, destinos recomendados, historias de viajeros y mucho más!